Negocios y Empresas

Halpern inició el Dakar más difícil en un auto impulsado con biodiesel

Este año se disputa en Arabia Saudita y el mendocino corre con un Mini T1+ que utiliza biodiesel desarrollado con residuos y que emite 80% menos de dióxido de carbono.

Deportista, empresario con más de 20 años de trayectoria en riego tecnificado y un experto en el cuidado del agua, el mendocino Sebastián Halpern es también uno de los favoritos entre los amateurs que corren el Rally Dakar. Ocupó el segundo puesto en 2011 en la categoría Quad (cuatriciclos), y en 2018 llegó al Top Ten de autos con el 8vo lugar.

“Este año el objetivo es permanecer dentro de ese Top Ten, en preparación para un Top Five en el 2024 y o quizá soñar con un podio”, cuenta Sebastián.

Todos los especialistas indican que este se trata de un Rally Dakar particularmente desafiante para todos los competidores, por muchas razones.

“Debido a la inseguridad y los atentados de la edición anterior, en esta oportunidad el recorrido se ha alejado de las ciudades, con campamentos en pleno desierto y de alguna manera volviendo al origen del Dakar, más aislados y sin la comodidad de los hoteles. Y por otro lado, difícil porque tiene 14 etapas más prólogo. Recién el día 9 va a ser de descanso, y los primeros ocho son etapas de más de 600 a 700 kilómetros con 450 a 500 kilómetros de pruebas especiales Esto implica estar mucho tiempo en el auto, a alta velocidad y muy concentrados. Vamos a tener  que hacer una muy buena estrategia, tener mucha resistencia y mucha cabeza para aguantar toda esa presión sumada a los 20 días lejos de la familia y los afectos”, explica Sebastián Halpern.

De todos modos, para el mendocino estas características tan duras del terreno pueden ser una ventaja: “En la adversidad y las condiciones difíciles es donde mejor nos desempeñamos porque el cuatriciclo nos hizo un poco más duros. Sin duda va a ser un Dakar de mucha navegación y por suerte tengo conmigo a mi amigo y copiloto Ronnie Graue, un excelente especialista navegando”.

El auto del mendocino en esta edición es un Mini 4×4 con ruedas grandes, en la categoría T1+ , carrocería de 2,30 m de ancho, motor BMW 6 cilindros. “Es un auto que ha terminado de desarrollarse hace muy pocos meses y su gran novedad es que funciona con biodiesel elaborado a base de residuos, que emite 80% menos de dióxido de carbono”, afirma Halpern.