PoliticaProducción

Ley de Humedales: postura de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros

A partir del dictamen en Comisión recibido por dos proyectos de Ley de Humedales, desde la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) volvieron a solicitar que, como sector productivo que se vería directamente afectado por las decisiones que se tomen, les permitan hacer escuchar sus preocupaciones sobre el tema. De acuerdo al organismo, quienes tienen la responsabilidad de decidir deben poder contar con toda la información, de primera fuente, con cifras objetivas y con la visión de quienes día a día llevan adelante los proyectos que motorizan las economías regionales.

La minería representa actualmente el 85% de las exportaciones de Catamarca, el 84% de las de Jujuy, el 78% de las de Santa Cruz, el 75% de las de San Juan y el 36% de las de Salta. Por eso, es una de las industrias más federales y esta relevancia regional no debe perderse de vista cuando se legisla pensando en el bien común. La búsqueda de un futuro sustentable debe incluir también la posibilidad de empleo, progreso y calidad de vida. Esto sumado al rol que cumplen los minerales para la generación de tecnologías de energía limpia y electromovilidad, necesarias para el proceso de descarbonización.

Por la naturaleza de este trabajo, es una industria acostumbrada a normativas, protocolos y controles. CAEM afirma que cumple con una Ley Ambiental específica (Ley 24.585) que incluye la obligatoriedad de presentación y aprobación de un informe de impacto ambiental previo a la puesta en marcha de cada proyecto, en cada cambio de fase de desarrollo, previendo además su actualización cada dos años.

Su pedido es que se eviten las definiciones difusas y las ambigüedades, que abren la puerta a la discrecionalidad. Las decisiones que generan incertidumbre alejan de las inversiones productivas de calidad que el país hoy necesita más que nunca.

El sector genera empleo formal y bien remunerado para más de 90.000 personas, especialmente en zonas alejadas de los centros productivos tradicionales. Es el quinto complejo exportador nacional y aportó en 2021 al Estado 107.000 millones de pesos, que se suman a lo que queda en el país en sueldos y cadena de proveedores (80% de compras de las mineras se realizan en el país, mayormente a pymes).

Argentina tiene grandes posibilidades de crecer de la mano de la industria minera. Para lograrlo, se necesita establecer un escenario de previsibilidad, en el marco de una lógica de largo plazo basada en ejes ambientales, productivos y sociales.